Archivos Enero 2004

Cruzada de María

| 0 comentarios | 0 TrackBacks

cristo redentor.jpg¡Hoy por la ruta norte de acceso a Santiago se vió un grupo de más de cien jóvenes de varios países de América del Sur peregrinando con alegría! Vienen a pie desde Mendoza, siguiendo la ruta del Ejército Libertador. Lo hacen ya por tercera vez consecutiva. Se llama "La Cruzada de María".

¿Qué nos quieren decir? ¿Qué significa hoy esa peregrinación de más de 400 km a pie durante 15 días?

Hace casi 200 años un grupo de jóvenes cruzó sacrificadamente Los Andes para traer libertad a chile.

Hoy la libertad se juega aún más profundamente.

Se trata de decir sí a las grandes invitaciones de Dios.

Sí a la verdad
Sí a la justicia
Sí al amor
Sí al perdón
no a la intolerancia
no a la mediocridad
no a la amargura
no al odio.

¿Quién nos enseña a decir que sí? María, quien con su sí trajo a Jesús al mundo. Ella con su sí acompañó y colaboró con Jesús toda su vida. Ella con su sí muestra nuesta tarea de discípulos de Jesús; colabora con el reino de amor, verdad, justicia y paz que el nos trae.

Por eso se llama "Cruzada de María" -porque ellos, los jóvenes, nuestros jóvenes, nos quieren mostrar y que renovemos en nosotros esa actitud y disponibilidad interior para dar el sí colaborador a dios que nos trae la verdadera libertad: que es hacer desde uno mismo, desde el corazón aquello a lo cual Dios nos invita para que el mundo sea más como Dios lo quiere.

Gracias jóvenes.

¡Gracias Cruzada de María! Porque con su ejemplo nos ayudan a decir sí a Dios!

P. Carlos Cox D.


Por Rosa María Bañados O.

El enganche inicial

El amor nace sin que uno sepa cómo. Se dice que, en parte, es la igualdad la que hace siempre sentirse afines a un hombre y una mujer y, en parte, la desigualdad que existe entre ellos, lo que los hace tender a una mutua complementación. Esto significa que se genera una especie de "campo magnético". Se produce una atracción tanto física como espiritual. No es simplemente una "química" inmediata, sino algo más profundo y bello. De pronto, ambas personas toman conciencia de que entre ellas existe algo especial que los une.

(extraido de la Audiencia Papal del 24 de Diembre de 1999)

1. Entre los desafíos del actual momento histórico los impulso a reflexionar como he señalado, en la carta apostólica Tertio millennio adveniente, el que atañe al respeto de los derechos de la mujer (cf. n. 51). Hoy deseo recordar algunos aspectos de la problemática relativa a la mujer, a los que, por lo demás, ya me he referido en otras ocasiones.

mujersonrisa.jpgSobre el tema de la promoción de la mujer arroja mucha luz la sagrada Escritura, indicando el proyecto de Dios sobre el hombre y la mujer en los dos relatos de la creación.

En el primero se afirma: "Creó Dios al ser humano a imagen suya; a imagen de Dios lo creó, varón y mujer los creó" (Gn 1, 27). Esa afirmación es la base de la antropología cristiana, pues señala el fundamento de la dignidad del hombre en cuanto persona en su ser creado "a imagen" de Dios. Al mismo tiempo, el texto dice con claridad que ni el hombre ni la mujer separadamente son imagen del Creador, sino el hombre y la mujer en su reciprocidad. Representan en igual medida la obra maestra de Dios.

En el segundo relato de la creación, a través del simbolismo de la creación de la mujer a partir de la costilla del hombre, la Escritura pone de relieve que la humanidad realmente no está completa hasta que es creada la mujer (cf. Gn 2, 18-24). Ésta recibe un nombre que, por la asonancia verbal en la lengua hebrea, expresa relación con el hombre (is/issah). "Creados a la vez, el hombre y la mujer son queridos por Dios el uno para el otro" (Catecismo de la Iglesia católica, n. 371). El hecho de que la mujer sea presentada como una "ayuda adecuada a él" (Gn 2, 18) no ha de interpretarse en el sentido de que la mujer sea sierva del hombre, pues "ayuda" no equivale a "siervo"; el salmista dice a Dios: "Tú eres mi ayuda" (Sal 70, 6; cf. 115, 9. 10. 11; 118, 7; 146, 5). Esa expresión quiere decir, más bien, que la mujer es capaz de colaborar con el hombre porque es su correspondencia perfecta. La mujer es otro tipo de "yo" en la humanidad común, constituida en perfecta igualdad de dignidad por el varón y la mujer.

2. Conviene alegrarse de que la profundización de "lo femenino" haya contribuido, en la cultura contemporánea, a replantear el tema de la persona humana en función del recíproco "ser el uno para el otro" en la comunión interpersonal. Hoy concebir a la persona en su dimensión oblativa se está convirtiendo en un logro de principio. Por desgracia, a veces eso no se refleja en la práctica. Por tanto, entre las numerosas agresiones contra la dignidad humana, es preciso condenar con vigor la violación generalizada de la dignidad de la mujer, que se manifiesta con la explotación de su persona y de su cuerpo. Es necesario luchar enérgicamente contra cualquier práctica que ofenda a la mujer en su libertad y en su femineidad: el así llamado "turismo sexual", la compraventa de muchachas, la esterilización masiva y, en general, toda forma de violencia hacia el otro sexo.

mujerejecutiva.jpgUna actitud muy diversa exige la ley moral, que predica la dignidad de la mujer como persona creada a imagen de un Dios-comunión. Hoy resulta más necesario que nunca volver a proponer la antropología bíblica sobre el carácter relacional, que ayuda a comprender de modo auténtico la identidad de la persona humana en su relación con las demás personas y, en particular, entre hombre y mujer. En la persona humana, considerada en su aspecto "relacional", se descubre una huella del misterio mismo de Dios, revelado en Cristo como unidad sustancial en la comunión de tres divinas personas. A la luz de este misterio se entiende bien la afirmación de la Gaudium et spes según la cual la persona humana, que "es la única criatura en la tierra a la que Dios ha amado por sí misma, no puede encontrarse plenamente a sí misma sino en la entrega sincera de sí misma" (n. 24). La diferencia entre hombre y mujer recuerda la exigencia de la comunión interpersonal, y la meditación en la dignidad y vocación de la mujer corrobora la concepción del ser humano como comunión (cf. Mulieris dignitatem, 7).

3. Precisamente esta índole de comunión que lo femenino evoca con vigor permite replantear la paternidad de Dios, evitando las representaciones de tipo patriarcal tan rechazadas, no sin motivo, en algunas corrientes de la literatura contemporánea. En efecto, se trata de captar el rostro del Padre dentro del misterio de Dios en cuanto Trinidad, es decir, perfecta unidad en la distinción. La figura del Padre se ha de replantear en su vínculo con el Hijo, el cual desde la eternidad está dirigido hacia él (cf. Jn 1, 1) en la comunión del Espíritu Santo. Es preciso subrayar también que el Hijo de Dios se hizo hombre en la plenitud de los tiempos y nació de la Virgen María (cf. Ga 4, 4) y eso proyecta luz también sobre lo femenino, mostrando en María el modelo de mujer que Dios quiere. En ella y mediante ella aconteció lo más grande que ha sucedido en la historia de los hombres. La paternidad de Dios Padre no sólo está relacionada con Dios Hijo en el misterio eterno, sino también con su encarnación realizada en el seno de una mujer. Si Dios Padre que "engendra" al Hijo desde la eternidad, para "engendrarlo" en el mundo valoró a una mujer, María, haciéndola así "Theotókos", Madre de Dios, eso tiene significado para captar la dignidad de la mujer en el proyecto divino.

4. Así pues, el anuncio evangélico de la paternidad de Dios, lejos de constituir una limitación para la dignidad y el papel de la mujer, es una garantía de lo que lo "femenino" simboliza humanamente, es decir: acoger, cuidar del ser humano y engendrar la vida. En efecto, todo ello está arraigado de modo trascendente en el misterio de la eterna "generación" divina. Desde luego, la paternidad de Dios es totalmente espiritual. Sin embargo expresa aquella eterna reciprocidad e índole relacional propiamente trinitaria que está en el origen de toda paternidad y maternidad y que funda la riqueza común de lo masculino y lo femenino.

Por consiguiente, la reflexión sobre el papel y la misión de la mujer encaja muy bien en este año dedicado al Padre, impulsándonos a un compromiso aún más intenso para que a la mujer se le reconozca todo el espacio que le corresponde en la Iglesia y en la sociedad.

El aburrimiento es uno de los grandes enemigos de los chicos en tiempo de vacaciones. Disponen de muchas horas al día para ellos mismos y si no se está atento, es decir, si sus padres no prevén en qué emplearán tantas horas "muertas", lo ordinario es que se conviertan en peleles de la pereza, con sus secuelas negativas de sensualidad y egoísmo.

También en esto es preciso estar al quite y prever las cosas con tiempo. Y prever es anticiparse a lo que han de hacer, marcándoles metas y objetivos realistas. Se ha de pensar, por ejemplo, en la tarea que durante los días de vacaciones harán, los pormenores del lugar donde residirán.

Sin imposiciones, con flexibilidad a la par que con firmeza, se les ha de ayudar a concretar esos planes. Porque descansar, objetivo muy laudable en época de vacaciones, no consiste en pasarse el día sin hacer nada, tumbados al sol por la mañana o en vela festiva por la noche. Es saber, con imaginación ciertamente, sacarle partido al tiempo con actividades de lo más variadas, planes atractivos que ayuden a descansar en el cuerpo y en el alma.

Junto al horario para hacer deporte, oír música o practicar una afición recreativa y relajante, deben incluir unas horas dedicadas al estudio: unos, porque tendrán que examinarse en septiembre; otros, porque les conviene avanzar en algunas de las asignaturas que tendrán el curso siguiente. A lo que se ha de añadir, lógicamente, el tiempo dedicado a hacer arreglos en la propia casa, tales como la reparación de desperfectos, instalación de nuevos muebles, etc.

De todo ello, quizá lo más difícil sea ayudarles en la organización de las fiestas con sus amigos, de manera que sean a la vez sanas y divertidas. No hay que esperar mucho. Cuando andan entre los quince y dieciséis años es quizá el mejor momento para anticiparse y ayudarles en estos montajes. Porque, como aconseja la experiencia, ni las prohibiciones sirven de ayuda, ni los consejos moralizantes les previene. En todo caso pueden disgustarles y predisponerles en contra.

Sé de padres a los que ha dado buen resultado organizar fiestas familiares en el mismo lugar de veraneo. Y lo han hecho junto con otras familias que sienten igualmente la preocupación por la formación recta de sus hijos. En un local social, en el jardín de un chalé que reúne condiciones, en los llamados clubes familiares, han hecho posible que la diversión de sus hijos discurriera por canales de sana alegría y regocijo, demostrando con ello que no es necesario recurrir a lo grosero o chabacano para que los chicos lo pasen en grande. Son fiestas de familia, decentes y simpáticas, en las que se demuestra que el pasarlo bien no está reñido con la corrección y el buen gusto.

En verano suelen ser también frecuentes las excursiones a la playa o a algún sitio típico donde los chicos quedan solos. Como es lógico, antes de darles permiso - que nunca se debe dar por supuesto - es preciso enterarse bien del plan que proyectan: dónde piensan ir, con quién y en qué lugar pasarán la noche en el caso de que la excursión lo requiera; qué persona mayor les acompañará, etc. Sin pasarse de listos, pero sin pecar de ingenuos, se han de reunir todos los datos para no arrepentirse después de una posible insensatez de los hijos. Sobre todo, y hay que subrayarlo, cuando la excursión es mixta.

No digo que en todos los casos la respuesta haya de ser negativa. Pero es preciso tomar unas cautelas mínimas si se quiere prevenir un riesgo casi seguro. Como en todo lo que roza la libertad personal, las recetas genéricas no sirven. La decisión se ha de tomar sopesando los pros y contras de esa salida, el grado de formación de los chicos, así como las condiciones que reúne el sitio donde se alojarán y la garantía que merece la persona mayor que los acompaña. Sólo entonces se estará en condiciones de dar un sí o un no reflexivo y, por tanto, responsable.

Como el tiempo de vacaciones, especialmente en verano, es largo, y a los chicos suelen quedarles aún varias semanas libres antes de que comience el curso, lo mismo que en otros países - y ahora también en el nuestro - podrían seguir la costumbre de buscarse una ocupación o trabajo remunerado. Algunos estudiantes aprovechan esos días de vacaciones - lo mismo que en Navidad o Semana Santa - para trabajar en tiendas y grandes almacenes, en la distribución de determinados productos, en la venta domiciliaria a plazos, etc.

Consiguen así atender sus propios gastos, ayudar en las tasas de matrícula descargando un poco el déficit económico familiar, de paso que adquieren el hábito de la laboriosidad y gana en sentido de responsabilidad. Es, sin duda, la mejor terapia contra el aburrimiento y la vagancia en la que suelen caer muchos en esas fechas. Bueno será que cada uno se pregunte qué hace para prevenir ese impacto negativo en sus propios hijos, y qué medios está poniendo para proporcionarles un trabajo en verano, con independencia del tiempo que deban dedicar al estudio.

Si fuera difícil encontrar un trabajo remunerado, por sentido de solidaridad podrían emplear su tiempo libre en vacaciones en una tarea humanitaria, de ésas que exigen cierta generosidad y un mínimo espíritu de sacrificio. A algunos les ha ido muy bien participar en un campo de trabajo para estudiantes, en una promoción rural o en alguna otra actividad por el estilo. Les sirve para poner a disposición de los más necesitados lo mejor de ellos mismos.

En este sentido, no olvidemos lo mucho que pueden ayudar a gente mayor, ancianos y enfermos, que esperan en su soledad una mano amiga que les comprenda y anime. Parientes más o menos próximos, personas conocidas, que en su juventud dieron lo mejor de ellas mismas, pero que ahora, en el ocaso de su vida, quizás sientan la indiferencia de sus seres más queridos. ¡Cuánto se les puede ayudar en su amargura y sufrimiento!

El tiempo libre en vacaciones es una bendición de Dios. Ayudemos a los hijos a sacarle partido, porque se robustecerá así su voluntad, ganarán en personalidad y, sobre todo, darán mucha gloria a Dios.

yeyecon.jpgHola: Como toda mujer, como, diría mi gran amiga, Marìa Marta Serra Lima, nacemos y lo primero que escuchamos es ¡Es varón!, si va a seguir con el apellido, si es igual al Papa ¡No! Es igual al Abuelo y ahí se produce un silencio... ¿Quién es?. La Abuela paterna ¡Sí! La que nos inicia en esta doctrina del machismo. Es igual a mi marido, por lo tanto, se llamara como su Abuelo; pero..no te preocupes mijita (mijita = mamá), tiene tu misma sonrisa y si tiene más suerte, esta mijita dirán tiene tus mismos ojos....en fin..... Mientras tanto te llevan a una pieza y se escucha mijita.......parece (parece=se hizo); que hacen, te mudan y se aleja tu Abuela ¡No te preocupes mijita! Voy a la cocina a prepararle algo para comer a mi hijito (hijito=papá).

Aprendes tu primer principio: Si te haces te dan comida.

Nos vemos Yeyey.con

Periodista: Margot Valenzuela V.

Cada vez que nos enfrentamos a nuestros ansiados y merecidos días de vacaciones pensamos en las distintas opciones que el mercado nos ofrece para descansar: tours por Chile y el extranjero, playas, campo y cruceros. Son innumerables las alternativas que se nos ofrecen, eso sí de acuerdo al presupuesto de cada familia.

Muchas veces creemos que una forma de descansar es olvidarnos de todo lo que nos agobió durante el año: estudios, trabajo, aglomeraciones, bocinazos, entre otras características propias de la ciudad. Esto implica que, muchas veces, nuestra labor como cristianos sufra un leve relajo. Dejamos de asistir a misa, de pagar el uno por ciento o de brindar una mano amiga al prójimo, pues sólo queremos descansar y dejar a un lado lo cotidiano.

Sin embargo, existen personas que, si bien son pocas, cada año aumenta más. Se preocupan de hacer de su período de vacaciones una instancia para aprender, dar y recibir. Son los misioneros: tanto jóvenes como adultos que durante su descanso se dedican a entregar algo de sí a aquellos que más lo necesitan.

La idea de misionar no es algo nuevo. Como sabemos, durante el período de conquista del siglo XVI tanto jesuitas como franciscanos viajaron a estos lejanos territorios con el fin de dar a conocer el evangelio a quienes eran considerados, en el viejo mundo, "indios infieles". Así fue como se establecieron en América latina y lograron difundir el catolicismo.

En la actualidad los trabajos de verano, si bien no son iguales a los realizados por los misioneros españoles de antaño, han logrado consolidarse y contar con un gran apoyo de los universitarios, como así también de los empresarios. Es así como con el tiempo, esta idea ha logrado expandirse en la mayoría de las universidades, tanto estatales como privadas.

Con este trabajo se logra cumplir diversos objetivos. En primer lugar, se entrega una cierta cantidad de medias aguas para los pobladores de las distintas comunidades donde se acude. De la misma manera, se entrega un poco de ayuda espiritual rezando con la gente y compartiendo con los niños. Otro punto, que se consigue en este tipo de trabajos es formar a los futuros profesionales con una mejor y mayor conciencia social. Es decir, se pretende que sean los estudiantes de hoy quienes estén preocupados de esa realidad lejana, aunque ya conocida; pudiendo así, efectuar proyectos para disminuir la pobreza y, además, en el caso de los cristianos, difundir las palabras de Jesucristo. Esa es, en cierta forma, la iniciativa que promueven, los jóvenes de: Un techo para Chile.

Otra forma de trabajo similar, de brindar ayuda, son las Misiones Familiares Católicas, donde se integra a la familia, en su totalidad. El objetivo principal es responder al llamado de Dios respecto de la vocación misionera ad gentes, obedeciendo al mandato de Jesucristo "ir por todo el mundo y anunciar la Buena Nueva a toda la creación" (Mc 16, 15). Estos misioneros colaboran en la actividad pastoral asumiendo la nueva evangelización.

En el caso de Schöenstatt, las misiones comenzaron en 1977 gracias a la iniciativa de un grupo de matrimonios ayudados por el Padre Hernán Alessandri. La razón que los motivó fue buscar una actividad en común con sus hijos para unirse más como familia. La experiencia dio excelentes resultados, tanto así, que permaneció vigente alrededor de doce años. Luego, en 1989 la experiencia se repitió con un nuevo grupo guiado por el padre Luis Ramírez, cuyos integrantes continúan trabajando.

La forma en que llevan a cabo la misión es fruto de un arduo trabajo previo. Se preparan contenidos, temas de crecimiento de la fe y obras de teatro, las cuales están orientadas a mostrar que el hombre es un instrumento de Dios. La idea es acercar a quienes se han alejado de la iglesia por diversos motivos. Según confiesa Andrés Vergara, misionero de Schöenstatt, las personas se distancian, porque el párroco del lugar es un hombre muy mayor o, simplemente, porque no hay iglesias cercanas.

La misión en sí, se realiza acudiendo a distintos lugares del país. Incluso en ocasiones, realizan viajes al extranjero. Una vez que arriban al lugar se inician una serie de actividades con los matrimonios. Además de acercarles, por ejemplo, la confesión, se reza antes de cada comida, acuden todos juntos a misa, y los niños comparten experiencias, entre otras cosas.

El objetivo principal de esta obra es provocar un encuentro al interior de la familia misionera y, de la misma forma, predicar el evangelio en todos los lugares donde se desconoce. De esta manera, se logran abrir nuevas puertas, creando una gran cadena en torno a Jesucristo. Patricia Gutiérrez, una estudiante de pedagogía básica de la Universidad Católica, quien ha participado en más de una ocasión de esta labor asegura: "nunca podré describir como esta experiencia me tocó a mi y a mi familia. Me conmovió por ejemplo la pobreza de algunos lugares donde he ido y sobre todo el gran amor que la gente siente por la iglesia, creo que eso es lo que más me motiva a continuar".

Sin duda, la labor realizada por las familias misioneras entrega beneficios importantes: ser una familia que se compromete, se reconcilia y refleja el amor de Dios. Además, forma en el servicio cristiano, ayuda a crecer y a celebrar la fe, como así también, a obedecer el llamado del Papa Juan Pablo II, quien en más de una ocasión ha dicho: "La familia cristiana, es misionera o no es cristiana".

El misionar es una manera completamente distinta de pasar las vacaciones. Tal vez, no obtengamos un "tono fascinante", ni podamos estar desconectados del mundo, pero los beneficios que, como familia, nos puede llegar a entregar son innumerables, valiosos y, por sobre todo, nos ayuda a entender que, más allá de la burbuja en que cada uno de nosotros vive, hay un mundo muy complejo y carente de lo que nosotros imaginamos, esperando a las familias cristianas que les brindarán una mano para sacarlos adelante.

Estaban un ingeniero, un contador, un químico, un experto en informática y un empleado publico alardeando sobre la inteligencia de sus perros.

perro.jpgEl ingeniero llamo a su perro:
Escálimetro, ¡haz tu rutina!... Escálimetro troto hasta un escritorio, agarro un papel y rápidamente dibujo un circulo, un cuadrado y un triangulo. Todos admitieron que esto era casi increíble.

Entonces, el contador dijo que su perro podía hacer algo mejor y lo llamó:
Formulario, ¡haz tu rutina!"... Formulario fue hasta la cocina y volvió con una docena de galletas. Las dividió en 4 pilas iguales de 3 galletitas cada una. Todos admitieron que eso era genial.

Pero el químico dijo que su perro podía hacer algo aun mejor:
Quántico, ¡haz tu rutina!...Quántico se levantó, caminó hasta la nevera, tomó un litro de leche, agarró un vaso mediano y lo llenó completamente de leche sin regar ni una gota. Todos aceptaron que esto era muy impresionante.

El experto en informática sabía que podía ganarles a todos.
Megabyte, ¡hazlo!... Megabyte atravesó el cuarto, encendió el computador, controló si tenía virus, mejoró el sistema operativo, mandó un e-mail e instaló un jueguito excelente...!!!

Todos sabían que esto era muy difícil de superar así que miraron al empleado público y le dijeron: -¿Y su perro?, ¿qué puede hacer?

El empleado público llamó a su perro y dijo:
Sindicato, ¡haz tu rutina! ... Sindicato se paró de un salto, se comió las galletas, se tomó la leche, borró todos los archivos del computador, después alegó que al hacer esto se había lastimado la espalda, interpuso una denuncia por condiciones insalubres de trabajo, reclamó mayores sueldos para los trabajadores y se fue a su casa con licencia de seis meses por enfermedad.!!!!

JANNE HAALAND MATLARY: EL NUEVO FEMENISMO
Por: Tatiana Milstein Chateau, Licenciada En Historia

matlary100.jpgHoy más que nunca, en un mundo computarizado, donde la globalización es cada vez mayor, y donde podemos ser espectadores de todo lo que sucede en él sin tener que viajar al epicentro de los hechos, es necesario replantearse el rol de la mujer y su verdadera esencia. Si nos trasladamos a la Biblia, al Génesis para ser más exactos, vemos que en los primeros relatos, Dios nos dice que creó a la mujer de la costilla del hombre, para que lo acompañara a lo largo de su vida. Pero la compañía no fue suficiente, más tarde se instauró el sacramento del matrimonio y con ello nació la familia, núcleo central de cada sociedad.

La mujer a lo largo de toda la historia ha estado ligada a la educación de los hijos y las tareas domésticas. Es ella la que lleva durante 9 meses en su vientre al niño, lo alimenta y al mismo tiempo va transmitiendo su cariño. Una vez que nace el niño, la madre centra toda su atención en esta pequeña criatura, le da de comer, lo muda, le cuida el sueño, lo protege. Si la mujer ha sido premiada por Dios con tanta maravilla, ¿por qué tenemos que luchar por ser iguales al hombre, no es mejor luchar por hacer las cosas bien, y no por querer quitarle al que está a nuestro lado -hombre- su lugar en la sociedad?

Si en la década del '70 nació el movimiento feminista, que buscaba ser igual o mejor que el hombre, hoy está comenzando a tener fuerza el Nuevo Femenismo . Éste no busca competir con el hombre, por el contrario, reconoce que hombre y mujer son distintos, su énfasis está en revalorar la maternidad y no en postergarla por alcanzar un éxito profesional. Una de sus difusoras es una noruega, casada con un médico húngaro y madre de 4 niños: Janne Haaland Matlary. Quien además es Doctora en Filosofía, profesora de Política Internacional, fue la primera mujer en ocupar el cargo de Secretaria de Estado de Asuntos Exteriores de Noruega, comisionada de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa para los Balcanes, miembro de la Delegación vaticana en la Conferencia Mundial de la Mujer en Pekín, miembro del Consejo Pontificio Justicia y Paz, y consultora del Consejo Pontificio de la Familia.

En sus múltiples conferencias, entrevistas y libros, sostiene que la mujer no debe relegar la maternidad por su profesión, por el contrario. Debe realizarse como mamá y para ello es fundamental el apoyo de la sociedad. Es ésta la que debe entender que si un país quiere salir adelante, es fundamental contar con una población que se vaya renovando constantemente, pero si el Estado no es capaz de reconocer este principio vital, que es la maternidad, y por ende, que la mujer tiene un rol específico, lo cual no significa que no pueda trabajar o realizarse profesionalmente, el nuevo feminismo no tendrá fuerza.

En la realización de este Nuevo Feminismo es fundamental reconocer tres premisas básicas que son: la tarea de la mujer como madre es irremplazable, sobre todo cuando los hijos son pequeños; que los padres deben ocuparse más de los niños y de la casa, y que los empresarios deben facilitárselo, y por último, el Estado y las empresas deben reconocer de modo efectivo el trabajo de las mujeres y su función maternal: el papel de la maternidad, específico de ellas, otorga el derecho de ser tratadas de modo diferente a los hombres, sin que esto suponga ninguna discriminación laboral.

El Nuevo Feminismo no es un movimiento organizado, sino un nuevo modo de pensar que va en busca de un nuevo florecer , donde las nuevas feministas parten de una idea fundamental: ser madres, pero para poder trabajar y a la vez ser madres, la vida laboral debe estar estructurada de modo que las mujeres sean capaces de avanzar y competir sin cargar con consecuencias negativas en su papel de madre. Esto implica que se reconozca explícitamente a las mujeres el derecho a ser diferentes, y que esta diferencia forme la base para reestructurar las condiciones de trabajo. No sólo se debe acomodar la estructura laboral de cada país, sino que también es fundamental el apoyo de la Iglesia, quien con el ejemplo de la sant5ísima Virgen María, sabe lo que es ser Madre.

"... la vida que se borda sin nudos"
Autora: Hna. Amelia Peirone

exposicion isla negra 2.jpgUnos cuantos puntos hacia delante y uno para atrás. Y al finalizar, varios para atrás escondidos entre el bordado. El asunto es que por el revés, la trama aparece como pintada, sin ningún nudo. La magia de las bordadoras de Isla Negra llena de colorido cada situación de la vida cotidiana de su pueblo y de los alrededores. Crean todos sus diseños de lo que llevan grabado en sus ojos desde la infancia crecida entre estos vecinos, y de lo que el cariño por su gente y sus tradiciones le dicta a su imaginación.

exposicion isla negra 1.jpgLa Sra. Purita y la Sra. Rosa son del grupo fundador de las bordadoras. Con la invitación de otra señora amiga, inquieta por dar un respiro a la economía familiar, empezaron por ayudar a sus maridos que estaban sin trabajo. Nunca más abandonaron esas tardes de bordado comunitario. Y resulta que hace un rato no más, uno de sus cuadros partió para Madrid. Será un regalo que debe llegar oportuno. Otro se va a Alemania. Eso sucedió hoy. Y el mes que viene, hay exposición de sus cuadros en Osorno y en Santiago. ¿Será el buen marketing? Puede ser, pero también parece ser la fuerza de quien apuesta por un proyecto que se quiere mucho y se le pone alma.

exposicion isla negra 3.jpg
Las bordadoras de esta tarde hablan con entusiasmo de sus creaciones. ¡Son muy lindas, de verdad! Los cuadros chicos, que no son tan chicos, cuestan como 25.000 pesos y los grandes, 130.000. Es mucho trabajo y se valora. En este verano, el calor no aminora el trabajo de las bordadoras, al contrario, los colores son más fuertes y las figuras de niños, mar, girasoles, barcas, atardeceres, árboles llenos de frutas, cisnes, paisajes, parecen querer salirse de los cuadros y contarnos sus historias. Cada obra nos llamará a que vengamos a visitarla hasta el próximo 29 de febrero, en diversos puntos del pueblo donde vivió Neruda.

Lugar: Casa de las Flores, Isla Negra

Contacto: Sra. Purísima Ibarra Narváez
Tel. (35) 461 317

Este verano

| 0 comentarios | 0 TrackBacks


El próximo verano...

Mucha gente se pregunta: ¿qué puedo hacer yo por la ecología? ¿puedo ayudar a salvar a un delfín? Las respuestas a estas preguntas no están ligadas a las grandes acciones sino a las pequeñas, que suelen ser las más importantes.

Cuando llega el verano los humanos nos sentimos atraídos por el mar. Las multitudes se congregan en las playas en busca de un contacto con las olas marinas que nos produzcan placer y descanso. Pero el paso humano deja su huella fatal en las playas de arena. Millones de bolsas de nylon y plásticos de todo tipo son abandonados en la costa y el viento o las mareas se encargan de arrastrarlos al mar.

 

Entradas recientes

Violencia Intrafamiliar Ante Los Tribunales De Familia
Por Ingrid Jiménez El procedimiento de violencia intrafamiliar se encuentra regulado en la Ley Nº19.968. Será competente para conocer de…
en Todo Mujer
Declaración de Bien Familiar
Por Ingrid Jiménez La declaración de un bien en familiar tiene por objeto proteger a la familia asegurándoles a sus…
en Todo Mujer
Breve Análisis del Estado Social
Por: Ingrid Jiménez Meza Abogada El programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet (2014-2018), señala dentro de sus objetivos:…
en Todo Mujer