Archivos Mayo 2004

Alcaldesa chilena: Basta de mentiras. Píldora es abortiva y no se repartirá

SANTIAGO, 17 May. 04 (ACI).- El Ministro de Salud, Pedro García, ha dado un ultimátum a los alcaldes chilenos y asegura que desde hoy la polémica píldora del día siguiente será repartida en todo el país. Sus ameneazas no hacen mella en Marta Ehlers, la alcaldesa de Lo Barnechea, quien asegura que no distribuirá el fármaco por su efecto abortivo.

Para leer más pincha aquí

Ante la decisión del Ministerio de Salud en orden a insistir en la distribución gratuita de la llamada "Píldora del día después", hemos sentido el deber de reafirmar públicamente nuestro compromiso con los siguientes principios fundamentales:

1.- En un Estado democrático de Derecho todos los órganos públicos tienen el deber irrenunciable de respetar y promover los derechos fundamentales que emanan de la naturaleza humana.

Para nuestro orden constitucional, todo individuo de la especie humana, sin importar su condición o estirpe, es una persona y, como tal, tiene una dignidad y unos derechos inalienables e irrenunciables. Entre estos, destaca con singular jerarquía el Derecho a la Vida.

2.- La calidad de persona, y la titularidad de los derechos correspondientes, nacen en el instante en que se configura una identidad humana singular.

Estamos plenamente conscientes del hecho de existir una polémica en relación al momento preciso en que dicha individuación se concreta.

En este debate, las ciencias biológicas pueden y deben contribuir, proporcionando información fidedigna sobre el proceso de la reproducción. No pueden pretender, sin embargo, que la definición de la personalidad se determine sobre la base del número de los artículos científicos pertinentes. La decisión de reconocer o no la dignidad de persona debe, inescapablemente, fundarse en un juicio moral.

Si tomamos el Derecho a la Vida en serio debemos entender que la persona comienza con la Concepción, esto es, en el instante en que el gameto masculino penetra en el óvulo, pasando ambos a compartir una membrana común. Conviene recordar el hecho que a tal integración sucederá, pocas horas después, la singamia, es decir la fusión de los materiales genéticos del hombre y la mujer en un núcleo único, distinto al de los progenitores.

Quien postule que la persona principia en un momento posterior a la concepción (p.e. anidación, presencia de actividad neuronal o viabilidad fuera del vientre materno) está aceptando, como consecuencia lógica necesaria, que existiría un espacio en el tiempo durante el cual el que está por nacer no goza de ninguna protección frente a la posibilidad del uso comercial, la manipulación genética no terapéutica o, incluso, la destrucción.

3.- La Constitución Política de 1980 reconoce a todas las personas, incluido el ser que está por nacer, el Derecho a la Vida. El artículo 19 número 1 ordena al legislador proteger a la persona que se encuentra en el vientre materno. En todo caso, si hubieren dudas sobre esta conclusión, la Convención Americana de Derechos Humanos, aprobada y ratificada por Chile, afirma categóricamente tal principio (artículo 4).

4.- Que la "Píldora del Día Después" puede tener, en ciertos casos, efectos abortivos y que, por ende, debe desestimarse su empleo por violar gravemente el Derecho a la Vida, es una conclusión a la que han arribado en el pasado reciente los máximos tribunales de Costa Rica y Argentina (fallos de 15 de Marzo de 2000 y 5 de Marzo de 2002).

5.- Más relevante aún resulta recordar lo señalado por nuestra propia Corte Suprema que, en un fallo del 30 de Agosto
de 2001, declaró, precisamente, la ilicitud de una autorización anterior a un fármaco análogo
al que hoy se pretende distribuir.

Dijo la Corte hace tres años: " ... cualquiera que hayan sido los fundamentos y consideraciones que tuvieron en vista las autoridades recurridas para autorizar la fabricación y comercialización del medicamento denominado Postinal con contenido de 0.75 mg. de la hormona de síntesis Levonorgestrel, uno de cuyos posibles efectos es el de impedir la implantación en el útero materno del huevo ya fecundado, esto es, del embrión, han incurrido en una ilegalidad puesto que tal efecto es a la luz de las disposiciones constitucionales analizadas precedentemente, sinónimo de aborto penalizado como delito en el Código Penal y prohibido aún como terapéutico, en el Código Sanitario" (Considerando 20).

Vale la pena recordar, también, que este categórico fallo ha sido desestimado por una práctica administrativa consistente en autorizar la distribución de sustancias iguales o equivalentes pero con un nombre comercial distinto.

6.- En suma, pensamos que la decisión de perseverar en la distribución de la "Píldora del Día Después" contraviene seriamente los valores, principios y normas de nuestro ordenamiento constitucional.

No nos convence para nada el argumento de igualdad que se esgrime para justificar la distribución gratuita de este fármaco. Una igualdad bien entendida, que comprende respetar el derecho de todas las personas, se satisface si el Ministerio de Salud deja sin efecto de inmediato todas las autorizaciones relativas a este tipo de fármacos, incluyendo, por supuesto, la de aquellos que se estarían vendiendo en la actualidad.

7.- Finalmente, y en relación a las críticas que ha recibido el Arzobispo de Santiago, Cardenal Francisco Javier Errázuriz, por haber defendido con firmeza el derecho a vida del inocente que está por nacer, deseamos hacerle llegar a través de estas líneas nuestra palabra de agradecimiento al pastor que asume con valentía la siempre exigente y tantas veces incomprendida tarea de defender los derechos humanos.·

FRANCISCO CUMPLIDO CERECEDA
Profesor de Derecho Constitucional, ex Ministro de Justicia y ex Secretario General de la Universidad de Chile.

HUMBERTO NOGUEIRA ALCALA
Profesor de Derecho Constitucional, Doctor en Derecho, Lovaina, ex Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Talca.

JORGE PRECHT PIZARRO
Profesor de Derecho Administrativo, Doctor en Derecho, Lovaina.

ALEJANDRO SILVA BASCUÑÁN
Profesor de Derecho Constitucional, Ex Presidente del Colegio de Abogados.

PATRICIO ZAPATA LARRAÍN
Profesor de Derecho Constitucional, Master en Derecho, Harvard, Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Andrés Bello.

Fuente: El Mercurio

Autora: Tatiana Milstein

ser_madre_una_vocacion_de_nina_o_desde_siempre.jpgDesde que somos pequeñas nos transformamos en madres, "nuestros primeros hijos" son nuestras muñecas o monos de peluches, que pasan a dormir con nosotros, que nos preocupamos de alimentarlos, cuando jugamos con las "tacitas" que nuestros padres o un tío nos han regalado para nuestro cumpleaños, también nos preocupamos de salir con ellos, cuando vamos a visitar a algún amigo de papá y mamá, y no olvidar el paseo en coche. Así, sin darnos cuenta e inocentemente vamos desarrollando un sentimiento de maternidad y ternura.

Hoy, siendo madre, he comprendido qué significa esta labor tan linda y que Dios nos ha regalado.

Todos hemos sido hijos y cuantas veces hemos sido críticos con nuestra madre, nos peleamos, nos quejamos porque nos castigaron o no nos dieron permiso para salir, y cuantas otras ocasiones más han sido producto de malos entendidos. Y quien sufre con todo esto: la "mamá". Creemos que ella es injusta, que no nos entiende, pero que lejos estamos de ver la realidad.

Creo haber entendido todo esto cuando nació "mi pequeña", ahí entendí y me maravillé por haber tenido la madre que hoy tengo. Cuántas noches pasó en vela, cargándonos en brazos, para que dejáramos de llorar y estuviéramos tranquilas. Cuántas veces interrumpimos el silencio de la noche con un fuerte llanto para reclamar por la "papa" y cuantas otras, en que mamá no debió salir porque debía alimentarnos. Es así, como la madre, pasa a ser un actor anónimo en nuestro crecimiento y formación, nosotros aun somos pequeños para darnos cuenta o recordar todo lo que la mamá hace por nosotros. Esta ahí, siempre dispuesta a darlo todo, a renunciar a sus cosas por compartir un valioso tiempo con sus hijos, jugando, riendo, etc.

Muchas mujeres vivimos en la dualidad de ser madre y al mismo tiempo hijas. Pero no sólo debemos sentir un orgullo inmenso por ser madre y por todos los hijos que tenemos o mejor dicho, por la gran bendición que Dios nos mandó llenándonos de tanta felicidad. Por qué no sentir orgullo también de nuestra madre. Quien también ha sido, al igual que nosotros, en un momento de su vida, también hija; y que hoy junto con ser madre es abuela. Es de ella, de nuestra Madre, de sus ejemplos, que aprendemos a ser mamá. Cómo olvidar los cuidados que mamá hizo por la abuela, que fue capaz de renunciar a muchas cosas, por cuidarla, por estar ahí, presente, incluso en el lecho de la muerte. Es así como "mamá" nos enseña a ser buenas madres, usando el mismo ejemplo de María. Cuánta alegría sintió la Virgen a dar a luz, cuánto sufrió cuando su hijo se perdió en el templo, y cuánto dolor vio al ver morir a su hijo en la cruz.

 

Entradas recientes

Violencia Intrafamiliar Ante Los Tribunales De Familia
Por Ingrid Jiménez El procedimiento de violencia intrafamiliar se encuentra regulado en la Ley Nº19.968. Será competente para conocer de…
en Todo Mujer
Declaración de Bien Familiar
Por Ingrid Jiménez La declaración de un bien en familiar tiene por objeto proteger a la familia asegurándoles a sus…
en Todo Mujer
Breve Análisis del Estado Social
Por: Ingrid Jiménez Meza Abogada El programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet (2014-2018), señala dentro de sus objetivos:…
en Todo Mujer