Archivos Agosto 2004


Lluvias, fríos, tragedias y el estar al medio del año laboral y escolar, trae mucho cansancio. Nos sentimos cansados, con pocas fuerzas y a veces lo que es peor, sin ganas para lo que resta del año.

Los apóstoles y Jesús también experimentaban esto. Ellos nos cuentan como Jesús a veces no tenía tiempo ni para comer ni para descansar. También experimentaron que las multitudes que los acompañaban empezaban a abandonarlos al descubrir lo bello, pero exigente que era seguir y vivir como Jesús nos lo enseña.

 

Entradas recientes

Violencia Intrafamiliar Ante Los Tribunales De Familia
Por Ingrid Jiménez El procedimiento de violencia intrafamiliar se encuentra regulado en la Ley Nº19.968. Será competente para conocer de…
en Todo Mujer
Declaración de Bien Familiar
Por Ingrid Jiménez La declaración de un bien en familiar tiene por objeto proteger a la familia asegurándoles a sus…
en Todo Mujer
Breve Análisis del Estado Social
Por: Ingrid Jiménez Meza Abogada El programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet (2014-2018), señala dentro de sus objetivos:…
en Todo Mujer