Archivos Diciembre 2004

Padre Fernando Chomali:

"El trabajo humano no es una mercancía"

El padre Fernando Chomali, docente del centro de bioética de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica y además profesor de ética en la empresa en la Clase Ejecutiva, considera que la celebración del nacimiento de Jesús en Belén "demuestra que todo lo que tiene que ver con el hombre le interesa y le importa a Dios. Dios se hace hombre y comparte en todo nuestra condición humana, menos en el pecado". Junto con eso plantea que los temas sociales no nos pueden dejar indiferentes.

-¿La Navidad es un momento para que los empresarios y los chilenos en general adopten ciertos desafíos como combatir la pobreza o humanizar el trabajo?

"El sentido más profundo de la Navidad es que Dios se acerca al hombre y que todo lo que tiene que ver con éste le interesa a Dios. Y ese mensaje los cristianos tienen que acogerlo en su corazón en el sentido de que todos los grandes temas sociales que tenemos, como la pobreza y la inequidad en la distribución de los bienes, no nos pueden dejar indiferentes. Por lo tanto, el empresario cristiano debe mirar su responsabilidad más allá del hecho de producir bienes y servicios, y ver de qué manera contribuye para generar un mundo más digno del hombre y de Dios".

"Por eso se le exige que en primer lugar sus productos sean beneficiosos. Se exige mucha responsabilidad respecto de sus trabajadores, justamente porque el trabajo humano no es independiente de la fe que profesa, sino que la fe tiene mucho que decir respecto del trabajo humano, porque tiene mucho que decir respecto del hombre".

"El gran regalo para Chile es que con el trabajo humano la materia salga ennoblecida y el hombre salga ennoblecido y no embrutecido. Eso significa salarios justos, con horarios adecuados de trabajo, tiempos de descanso y sobre todo un trabajo que se ponga al servicio de la familia y no la familia al servicio del trabajo".

-Y esto en la práctica, ¿cómo se puede lograr considerando la fuerte competencia que existe?

"El Estado tiene una gran responsabilidad en cuanto a los marcos de referencia en los cuales se va a mover la competencia dentro de las empresas, y por supuesto ser muy estricto para todo lo que tiene que ver con la competencia desleal que quiebra el sistema".

"También es fundamental ser diligente en el pago de los impuestos y, sobre todo, promover en todos los niveles las virtudes humanas, como son la austeridad, la justicia, la verdad, la magnanimidad, porque las empresas son grupos donde las personas pasan mucho tiempo trabajando y donde van generando vínculos que siempre tienen que ser fuente de humanización y no de deshumanización".

-¿Evitar la deshumanización del trabajo es parte de la responsabilidad social empresarial?
"El tema del trabajo es fundamental. De hecho, es la clave de la cuestión social. La dignidad del trabajo radica en que lo hace una persona y, por lo tanto, siempre el primer beneficiario del trabajo tiene que ser el mismo trabajador, porque sería absurdo que una empresa, que humaniza la materia, que ennoblece la materia para que se ponga al servicio del hombre se haga justamente denigrando al propio trabajador".

"Entonces se debe tomar conciencia de que el trabajo humano no es una mercancía, que se transa según la ley de la oferta y la demanda; tomar conciencia de que la dignidad del trabajo radica en que la hace una persona y que es un modo privilegiado de colaborar para la construcción de un mundo mejor. O sea, para juzgar la bondad del trabajo no sólo hay que fijarse cómo lo hace, sino que también la intención que hay detrás de ese trabajo".

-Precisamente el verlo como mercancía es habitual hoy en día.

"Ése es un problema. Creo que el gran trabajo que tienen que hacer los empresarios es determinar cuál es la riqueza, lo propio, lo genuino de cada trabajador y eso que lo desarrolle dentro de la empresa. O sea, la empresa como un lugar donde cada uno pueda desarrollar sus capacidades y sus habilidades. Una empresa que es capaz de generar tal entusiasmo es lo que hace que las personas realmente se desarrollen como tales y que no vean el trabajo como una mera forma de obtener recursos, sino que también lo vean como una forma de crecimiento personal, de humanización".

"Es decir, el trabajo no solamente hace cosas, sino que también hace a la persona. Nosotros somos lo que hacemos y hacemos lo que somos. Por lo tanto, la responsabilidad de la empresa es descubrir quién es la persona para que de ahí saque toda su riqueza. Y por otra parte, entender que el trabajo no sólo viene de una dimensión transitiva, es decir, lo que tú haces, sino que también de una dimensión intransitiva, que es la que queda en la persona. Y después del trabajo la persona tiene que sentirse siempre dignificada, agradecida. Por eso, en vez de hablar del trabajo humano, prefiero hablar del hombre que trabaja, porque pone la centralidad no en lo que hace, sino en quién lo hace".

"El empresario cristiano debe mirar su responsabilidad más allá del producir bienes y servicios"

Padre Juan Díaz:

"El desafío es llevar una vida austera"

Al padre Juan Díaz le toca directamente trabajar con jóvenes y no solamente ahora que se desempeña como vicario para la Educación, antes también lo hacía cuando era rector del Colegio San Ignacio El Bosque. Por eso en esta Navidad este sacerdote jesuita llama la atención acerca de la pobreza que ve en muchos jóvenes, que "sigue manifestándose en toda su crudeza y dureza, en cosas concretas. Por ejemplo, el otro día le hice leer una lectura a un chiquillo y leía prácticamente con la Biblia al lado de los ojos. Él necesitaba comprarse anteojos y no tenía plata. Era hijo de un obrero de la construcción que está cesante". También alerta sobre las pocas posibilidades que los jóvenes de escasos recursos tienen para continuar estudiando luego del colegio.

Junto con esto plantea: "Hay mucha gente que sufre y entonces el mensaje de Navidad debiera ser aterrizado a toda esta gente que está sufriendo, ya sea la pobreza, la soledad, las malas noticias, la enfermedad y decirles que Jesús viene a nacer para ellos, precisamente para aquellos que tienen el amor cansado, el corazón triste, para los que sienten que se les cierran las oportunidades, el Señor viene para ellos".

-Como país, ¿el mensaje es abordar más el tema de la pobreza en esta Navidad?

"Ése sería el tema, decirle a la gente, a los políticos, empresarios, economistas que tienen una gran responsabilidad, que queda mucho que hacer por superar la pobreza. Son muchos los niños y jóvenes que ven cerradas sus puertas para seguir estudiando a pesar de todos los esfuerzos. Yo sé que está haciendo esfuerzos el Gobierno, el Ministerio de Educación, muchos empresarios, que nos están colaborando en los colegios y hay que seguir trabajando, no hay que cansarse. También el desafío es llevar una vida austera. No hay derecho a derrochar en estos momentos cuando hay muchos que están sufriendo".

-¿Cómo cree que los empresarios pueden acercarse más a la educación?

"Están apoyando. Una gran opción que nosotros hemos hecho en el Arzobispado de Santiago en educación es construir colegios en las comunas más pobres de la ciudad. Entonces ahí se da una educación de calidad, donde realmente los más pobres tengan la posibilidad de estudiar bien con toda la tecnología, computación, inglés, con muy buenos profesores. Ésta es la Fundación Belén Educa. Ahí creo que el empresariado nos está ayudando mucho, porque no bastan los recursos que ofrece el Estado, sino que necesitamos mucho de la colaboración de los particulares y de las empresas".

"La educación es el lugar donde los economistas y empresarios pueden hacer mucho, porque además es una apuesta a futuro. Dar educación, es apostar a favor de Chile, de su crecimiento".

-Además del aporte económico, ¿los empresarios deberían tener otro tipo de acercamiento con los jóvenes?

"Eso sería lo interesante. Hay muchos profesionales que podrían hacer mucho. De partida, por ejemplo, economistas que nos ayudaran a administrar bien las instituciones. También hay otros profesionales como sicólogos, asistentes sociales. Cualquier profesional que quisiera dar parte de su tiempo en los colegios sería bienvenido. Hay que unir los mundos, el mundo de las personas con dinero que han tenido grandes posibilidades, con este mundo de los más pobres".

-¿Cómo se puede lograr que los jóvenes de hoy cuando trabajen en el futuro eviten una deshumanización del trabajo?

"Ése es el gran desafío, no es fácil, porque vivimos en un mundo muy competitivo. Hay que preparar bien a los chiquillos para que sean competentes. La competencia y la eficiencia tienen que estar dentro de nuestro discurso, pero que la competencia sea leal, que no sea 'el fin justifica los medios' y yo voy a hundir al otro. Ésa es nuestra gran responsabilidad en los colegios, por eso la formación de valores ha pasado a ser una prioridad. En los colegios católicos queremos impregnar todo el currículum con la formación de valores y virtudes".

-¿Cuáles cree usted que son los grandes problemas a los que se ven enfrentados los jóvenes cuando ingresan al mundo del trabajo?

"El primer problema es ver si encuentran trabajo. La cesantía es muy fuerte. Feliz aquel que encuentra un trabajo y que pueda entonces desarrollarse en éste. Uno en los colegios ve que los chiquillos quieren trabajar en vacaciones para sacar alguna platita y eso me parece bien. No encuentro malo que trabajen, especialmente en vacaciones, lo importante es que después estudien algo, no basta con la secundaria. Ahora, cuando se ponen a trabajar, siempre está el gran peligro del uso que van a hacer del dinero".

-¿Cuál debe ser el rol del dinero?

"Vivimos en un mundo como en un supermercado grande donde uno encuentra todo para ser feliz y una estantería grande es el tema del dinero, ten plata y se feliz o aparenta y se feliz. Pero el dinero es un medio para ser feliz, no es la finalidad de la vida, no puede construirse en el objetivo sí o sí para mi felicidad. Si uno tiene dinero y ha tenido el privilegio de tener una buena educación, debe ser solidario con los demás".

"Hay que unir los mundos, el mundo de las personas con dinero, con este mundo de los más pobres"

Fuente: El Mercurio
Periodista: DANIELLA ZUNINO

Abecedario para la Navidad

| 0 comentarios | 0 TrackBacks

Agradecer a Dios el habernos regalado las personas con las que convivimos.

Buscar el bien común por encima de los intereses personales.

Corregir con esmero a aquel que se equivoca.

Dar lo mejor de uno mismo, poniéndose siempre al servicio de los otros.

Estimar a los otros sabiendo reconocer sus capacidades.

Facilitar las cosas dando soluciones y no creando más problemas.

Ganar la confianza de los otros compartiendo con ellos sus preocupaciones.

Heredar la capacidad de aquellos que saben ser sinceros con valentía y respeto.

Interceder por los otros a Dios, antes de hablarle de nuestras cosas.

Juzgar a los otros por lo que son, no por lo que tienen ni por lo que aparentan.

Limitar las ansias personales frente a las necesidades del grupo.

LLenarse con lo mejor que uno encuentra en el camino de la vida.

Mediar entre los compañeros que no se entienden.

Necesitar
de los otros sin ningún prejuicio.

Olvidar el miedo al qué dirán dependiendo de la opinión de los demás.

Preocuparse por los más débiles o más necesitados.


Querer
siempre el bien de las personas.

Respetar
las opiniones de los demás, los derechos de las personas y de los animales.

Salir al encuentro del otro, no esperando que él dé el primer paso.

Tolerar los defectos y límites propios y ajenos con sentido del humor.

Unirnos todos para vivir en paz y armonía.

Valorarse con realismo sin creerse superior a los demás.

X es una incógnita que invita a la búsqueda constante de la verdad con mayúscula.

Yuxtaponer ilusiones y esperanzas, trabajos y esfuerzos por crear fraternidad.

Zambullirse sin miedo en el nuevo día que Dios regala cada mañana.

Autora: Celia Grant
Fuente: Mujer Nueva
Fecha: 2004-01-29

Cuando practicas el “bungee jumping” sobre cemento, probablemente quieras asegurarte de tener el mejor equipo de seguridad disponible, y que quede fuertemente atado a cada nudo y cordón. Y que los expertos responsables sepan lo que están haciendo. Además, probablemente te gustaría conocer una larga lista de los aventureros que se arriesgaron antes que tú y que han vivido para contarlo.

¿Pero qué pasa si el equipo de seguridad en cuestión no es 100% fiable? ¿Qué si su fama crece en la misma proporción que el porcentaje de desastres? ¿Y qué si te llaman “marica” cuando te bajas de la plataforma para pasar de un modo más significativo la tarde de un sábado con tu pareja? ¡Este dilema suena a una pesadilla!

Pues, ¡buenos días, América! Despierta al mundo real y verás que la pesadilla casi coincide con la realidad. Por todas partes, desde los anuncios a las librerías, de las telenovelas a los sanitarios públicos, y hasta en la Asamblea General de la ONU, se presenta el anuncio promocional fuerte y claro: “¡Adelante, jóvenes, ustedes son libres de decir lo que piensan y hacer lo que quieran! Tienen el derecho al amor, la diversión, las emociones, las excitaciones, así que practiquen más el sexo. Ténganlo cuando quieran, como quieran y con quien quieran. Pero con una condición: háganlo con seguridad.”

¿Por qué siempre se insiste en “sexo seguro”? ¿Dónde está el peligro si todos lo practican? Aquí la naturaleza interviene pasando factura y no es cosa de risa. En la actualidad se calcula que un total de 36.1 millones de personas en todo el mundo están infectadas con el virus del SIDA. Cerca de 1 millón de americanos padecen esta enfermedad, en su mayoría por contacto sexual, y otros 15 millones de casos de otras enfermedades de transmisión sexual se reportan cada año en los Estados Unidos. El SIDA es incurable. Sólo en el año 2000, 3 millones de personas murieron por esta enfermedad. Hay estudios que establecen que ya son 21.8 millones en total las muertes causadas desde el principio de esta epidemia hace 20 años. (1)

Así que ya estamos advertidos. ¿Qué solución nos dan? El omnipotente condón. Se supone que sale a las mil maravillas. Es la clave para el placer sin peligro de infección. Nunca tengas una cita sin él. Es portátil y exportable, el elemento insustituible de los cuidados de la salud básica en los países despedazados por la guerra o asolados por la pobreza.

Si este pedacito de látex es en realidad tan maravilloso; si se han hecho enormes esfuerzos para distribuirlo a diestra y siniestra; si la educación sexual no está completa sin él, entonces ¿por qué el número de víctimas del SIDA sigue aumentando de manera alarmante? Seguramente no es sólo por compartir agujas o por fallos en los análisis de sangre. Es verdad que muchos culpan a las estadísticas por un mal uso del condón o por dejar las precauciones a la deriva. ¿Pero por qué las agencias que anuncian la “salud reproductiva” no conciencian de que el condón no es un método del todo fiable para evitar el peligro del SIDA? Tal vez por la misma razón en que la palabra “precaución...” aparece en letra pequeña en los paquetes de cigarrillos.

El hecho es que cuando se hace una pequeña investigación al respecto, la mayoría de los estudios de laboratorio demuestran que en un 98% de casos el virus VIH no atraviesa la barrera del condón. Y ¿qué hay del 2% restante? Hagamos un cálculo con estos números en el caso de alguien que use dos condones a la semana, con un total de 104 al año.... ¡dos de estos encuentros serían mortales! Estas estadísticas se basan únicamente en pruebas mecánicas. Nada es perfecto en este mundo... aun cuando el condón mismo obtenga la mejor calificación en el laboratorio, ¿quién nos garantiza que no puede romperse o resbalar? (2) Al añadir el margen de errores humanos de los consumidores, el grado de eficacia disminuye aún más. Algunos investigadores determinan que en la práctica, los condones reducen en un 90-95% el peligro de transmisión de enfermedades. Estamos hablando ya de un 5-10% de probabilidades de infección. (3)

La página web de Salud Pública de Seattle comenta con franqueza que: “Los investigadores señalan que los condones no son 100% efectivos. Indican que aún del uso correcto del condón, especialmente en situaciones de alto riesgo, resultan algunas nuevas infecciones con VIH”. Por lo tanto, no podemos arriesgar nuestras vidas en los “salvavidas” de látex. Además de la desilusión acerca de la prevención del VIH, el uso del condón como anticonceptivo todavía admite un 13% de probabilidades de embarazo. Entonces, ¿para qué sirve, realmente? ¿Existen algunas otras opciones?

La misma publicación, haciendo eco a muchas otras investigaciones sobre la prevención del SIDA (y la anticoncepción), no ha dudado en informar sobre la posibilidad de recurrir “a la abstinencia sexual como el medio más seguro para evitar el embarazo y la adquisición y transmisión de enfermedades de transmisión sexual.” El estudio continúa: “la monogamia es el mejor medio” de evitar todos estos riesgos. “Practicar la monogamia significa limitar el contacto sexual a una sola persona sana que sólo tiene relaciones contigo.” Aunque, a mucha gente hoy en día le cuesta aceptarlo, el contexto más completo de esta solución es el matrimonio.

Por otro lado, hay quien se mofa de propuestas que promueven “la abstinencia” como medio ejemplar de una “conducta sexual responsable” que ayudará a la gente a prevenir “embarazos no deseados, las enfermedades de transmisión sexual y el VIH/SIDA”. ¿Tal vez se deba a que este método no es técnicamente médico? Por ejemplo, algunas delegaciones en el tercer PrepCom para la Sesión Especial a favor de la Infancia se opusieron a esta idea “porque la abstinencia tiene muy poco que ver con el tema principal que es la salud de niñas y mujeres.” (4) Pero ¿por qué estas oposiciones a la abstinencia si es la única forma de mostrar el amor sin el peligro de infección, antes de casarse? ¿O es que nos quieren decir que el acto sexual es puramente biológico y que no involucra el amor para nada?

Tenemos toda la libertad de expresar lo que pensamos y de hacer lo que queramos con nuestras vidas. Tenemos derecho a amar, a divertirnos y a experimentar emociones y excitaciones. Pero el “bungee jumping” no es la única opción ni, con mucho, la mejor. Además, el permanecer al margen puede demostrar más carácter que el saltar al vacío con la multitud. Por lo tanto, si no nos van a informar la verdad completa, que nos den al menos un poco de espacio para tomar una opción más segura y audaz.
..................................................
(1) Centers for Disease Control and Prevention; Divisions of HIV/AIDS Prevention; Joint United Nations Programme on HIV/AIDS www.cdc.gov/hiv/stats/internat.htm ; www.cdc.gov/hiv/pubs/facts/condoms.htm )
(2) Según un estudio, hay una posibilidad de 3.4% que se rompa el condón, y una posibilidad de 1.1% que se resbale. Cfr. Public Health—Seattle and King County: Condom Information Update '99 www.metrokc.gov/health/apu/infograms/condom99.html

(3)Idem.
(4)The NGO Committee on UNICEF, Volume 2, Newsletter #6, Article 2. (www.ngosatunicef.org)

Navidad 2004

| 0 comentarios | 0 TrackBacks

Ríe
Sueña
Perdona
Pide ayuda
Haz un favor
Expresa lo tuyo
Rompe un hábito
Sal a una caminata
Visita una iglesia y reza
Relájate. Pinta un cuadro
Aprende algo que has deseado
Sonríe , besa y abraza a tus hijos
Mira fotos viejas. Lee un buen libro
Canta en la ducha.Escucha a un amigo
Acepta un cumplido. Ayuda a un anciano
Haz una lista de las cosas que haces bien
Ve a un lugar vacío , sólo a escuchar el silencio
Haz un álbum familiar. Date un baño prolongado
Por hoy, no te preocupes. Deja que alguien te ayude
Mira una flor con atención. Pierde un poco de tiempo
Apaga el televisor y habla. Escucha tu música preferida
Dale un nombre a una estrella.Date tiempo para un hobbie
No olvides ser niño. Planifica un viaje. Muestra tu felicidad
Escribe en tu diario. Termina un proyecto deseado. .Ama a Dios
Llama y visita hoy a un amigo. Haz un pequeño cambio en tu vida
Cierra los ojos, imagina una puesta de sol. Enseñale a rezar a un niño
Recuerda decirle con frecuencia a las personas amadas cuánto las quieres
Nunca olvides que la Navidad es la celebración del nacimiento del Niño Jesús
I I
I I
Piensa en todo lo que tienes para dar
y regala tus propias riquezas,
para que donde tú estés
el cielo toque la tierra

El Niño Jesús quiere nacer hoy en tu corazón !


Con Cristo su Hijo, los bendiga la Virgen María
Amén

 

Entradas recientes

Violencia Intrafamiliar Ante Los Tribunales De Familia
Por Ingrid Jiménez El procedimiento de violencia intrafamiliar se encuentra regulado en la Ley Nº19.968. Será competente para conocer de…
en Todo Mujer
Declaración de Bien Familiar
Por Ingrid Jiménez La declaración de un bien en familiar tiene por objeto proteger a la familia asegurándoles a sus…
en Todo Mujer
Breve Análisis del Estado Social
Por: Ingrid Jiménez Meza Abogada El programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet (2014-2018), señala dentro de sus objetivos:…
en Todo Mujer