El pololeo

| 2 comentarios | 0 TrackBacks
A young woman and man embracing while outdoors.

Image via Wikipedia

Por Victoria Jensen

Con lo que hemos hablado antes ya tenemos claro que los hombres pasan a ser algo importante a la edad de los 12 años en adelante.

A esta edad empezamos a pensar en el pololeo, imaginándonos como sería estar con una persona del sexo opuesto. A los 13 años vemos el pololeo como una nueva experiencia o casi como una entretención. Por no nos damos cuenta o no sabemos lo que realmente significa pololear. Algunas jóvenes, se imaginan el pololeo tal como sale en las películas o en las teleseries, pensando que es algo repentino, que nace apenas uno conoce a una persona especial.

Como a esta edad estamos recién conociendo a los hombres, nos llama uno un poco más la atención y pensamos que estamos perdidamente enamoradas, así también confundimos una amistad que esta recién empezando con un romance, y las canciones románticas, los lugares visitados, etc., nos hacen ponernos más sensibles frente al tema y revivir una y otra vez las situaciones en las cuales estuvimos juntos. Es así, como dejamos volar nuestra imaginación y recreamos una y otra vez los momentos más importantes o nos proyectamos hacia delante imaginándonos situaciones en las cuales todo sale maravillosamente En fin, nos podemos pasar muchos días reviviendo una y otra vez con nuestra amiga más íntima, a quien seguramente dejamos agotada, cada uno de los detalles de la última llamada, el último e-mail, la última visita o salida. Todos esto contribuye a que y idealicemos a la persona y a la relación.

En verdad es solo que estamos empezando a conocer a los hombres y ellos a nosotras, la diferencia es que ellos todavía no piensan en el pololeo hasta como 1 o 2 años más.

Cuando ya tenemos 14-15 años se empiezan a formar grupos mixtos o a tener verdaderos amigos hombres, en los cuales confiamos y compartimos los mismos intereses. Así nosotras comenzamos a conocer a los hombres interiormente y ellos a nosotras. Antes lo más importante para ellos era el físico, pero de a poco se van interesando en como somos interiormente, quizás no tanto como para comprender profundamente nuestros valores e ideales, pero sí por cómo pensamos acerca de ellos o por lo menos cual es nuestra postura frente al amor.

Especialistas dicen que ahora la mayoría prefiere "andar" o salir con alguien, antes que pololear. Hay artículos que nos muestran que los jóvenes incluso de 18 años no piensan en pololear todavía, o otros no se atreven por si aparece alguien mejor.

Pero al final, andar o salir, tener una pareja pero no comprometerse, no nos hace crecer. Lo importante es saber apreciar y cuidar a esta persona especial que sabemos que nos quiere mucho, que siempre va a estar ahí cuando la necesitemos y que uno también saber que puede dar todo por esa persona, que esa persona es la que uno eligió y no esta con ella o con él simplemente porque aún no ha llegado alguien mejor.

Cuando alguien se pone a pololear es porque conoce en algo a la otra persona, la quiere, la admira y respeta, no a pesar de sus defectos, sino que con todos sus defectos y virtudes, valorándola como esperamos ser valorados. Esto no quiere decir que sea porque ya conocemos completamente a esta otra persona, sino que en el pololeo se quiere cultivar una relación diferente, una relación de amor, y a pesar de que la queremos desde antes, siempre vamos a seguir sorprendiéndonos por como cada día ese amor va creciendo o se sigue cultivando, nos vamos a impresionar más con todo lo que haga, porque siempre hay "algo viejo y algo nuevo". Lo viejo es lo que uno ya conoce de sí mismo y de la otra persona , lo nuevo es lo que uno va descubriendo de esta otra persona y de uno mismo. Por eso la idea de conocer más al pololo/a de significa llegar a amar a esto "viejo" que es lo que se admira, de lo que uno se enamora, y a sorprenderse con lo nuevo de esta otra persona que va mejorando y cultivando juntos.

El pololeo implica también un crecimiento como pareja "En y Con Dios". La idea de un pololeo en Dios significa intentar mantener no solo una relación "personal" entre estas personas. Significa también generosidad, por ejemplo ir a misa juntos, y más aún, si esta otra persona no es muy religiosa, si te quiere mucho y te respeta, te va a acompañar. Crecer con Dios implica una relación de respeto entre las dos personas. Relación de respeto ante los puntos de vista, ante las ideas religiosas y políticas y, por sobre todo, el respeto espiritual y físico.

Muchos se ponen a pololear buscando la felicidad propia, pero hay que saber que lo que predomina en el pololeo, no es que uno se sienta bien con la otra persona, si no que predomina es el amor, y el verdadero amor es entregarse sin pensar en uno mismo solamente, si no que realmente preocuparse por cómo esta el otro y así recibiendo este mismo amor se complementan y hay un equilibrio, que contribuye a la armonía y la felicidad de la pareja.

Suele pasar es que la pareja se separa del grupo de amigos y esto puede ser muy malo ya que al estar todo el rato con la otra persona, el pololeo dure muy poco, porque no se siente un verdadero interés por como esta el o ella, como muchos dicen "echar de menos hace bien" tienen razón porque al echar de menos, uno valora más el tiempo que comparte con esa persona. Lo mejor es que los amigos conozcan al pololo/a y el o ella a los amigos para que haya una libertad, la cual es muy importante lo mismo que confiar en el otro, para poder salir con los amigos y así uno estar tranquilo y el pololo también, cuando los pololeos ya son mas largos muchas veces tienen amigos en común, lo cual es muy bueno.

Y, si nos damos cuenta que esa persona no es con quien realmente nos complementamos y crecemos, o simplemente uno ya no se preocupa tanto por ella o él, o esa persona por nosotros, es mejor conversarlo y ver si están dispuestos a seguir juntos. Es muy importante que en el pololeo haya muy buena comunicación respecto a todos los temas.

Lo mejor es no precipitarse porque si uno sólo ha puesto su atención en una persona cuando en esa etapa de su vida hay más interés de conocer a muchas y saber como es cada una de esas personas, después puede tener malas consecuencias.

Pololear forma parte de nuestro crecimiento como personas. Nos ayuda a crecer en el desprendimiento, en la preocupación por el otro, en la capacidad de aceptar las diferencias del otro. Es una etapa que hay que tomarla con seriedad ya que marcarán fuertemente nuestras vidas. Sin duda, son unos años privilegiados e importantes ya que muchas veces ese pololo o polola que tenemos en esta etapa es con quien al final compartimos el resto de nuestra vida.

Sin trackbacks

URL de TrackBack: http://www.todomujer.cl/cgi-bin/mt/mt-tb.cgi/323

2 comentarios

wena wena la felicito xd

mmm...realmente interesante y fasinante... me encanto la felicito!!!
Sabe el tema...

Escribir un comentario

Entradas recientes

Violencia Intrafamiliar Ante Los Tribunales De Familia
Por Ingrid Jiménez El procedimiento de violencia intrafamiliar se encuentra regulado en la Ley Nº19.968. Será competente para conocer de…
en Todo Mujer
Declaración de Bien Familiar
Por Ingrid Jiménez La declaración de un bien en familiar tiene por objeto proteger a la familia asegurándoles a sus…
en Todo Mujer
Breve Análisis del Estado Social
Por: Ingrid Jiménez Meza Abogada El programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet (2014-2018), señala dentro de sus objetivos:…
en Todo Mujer