La Mujer en la Iglesia

| 0 comentarios | 0 TrackBacks

logo lineas Pastorales 2003-2005.jpgCuando nos referimos al papel de la mujer en la Iglesia lo hacemos mirando a María, la Mujer por excelencia, Madre de Jesús y Madre de toda la Iglesia. Ella es la mujer plenamente hija y plenamente madre. "María como figura central del seguimiento de Cristo, modelo de santidad para todos, de humanidad realizada, modo de ser persona, capaz de arriesgarse y decir un sí que la sitúa en el centro mismo del acontecimiento de la salvación" 1. Por eso ella es el modelo siempre actual y más excelso que tenemos las mujeres,

Si nos remontamos al Antiguo y al Nuevo Testamento, encontraremos mujeres que fueron claves en la historia de la Iglesia, tanto por el rol que desempeñaron, como por haber sido las que acompañaron a Jesús en su vida pública, entre ellas Santa Isabel, María Magdalena, la mujer Samaritana, Marta y María, y tantas mujeres comunes y corrientes de su tiempo, que no sólo le siguieron sino se convirtieron en sus discípulas.

Para Jesús, las mujeres siempre fueron dignas de su confianza, de su dedicación y enseñanza, lo vemos en tantos pasajes del Nuevo Testamento, en los cuales Jesús manifiesta una actitud y trato de respeto, de amor y de misericordia por ellas, en oposición a la actitud de los hombres de esa época, que estaban marcados por el fuerte patriarcado imperante.

A través de la historia de la Iglesia las mujeres han contribuido de manera protagónica a su florecimiento; podemos ver el papel significativo y el aporte que han hecho con sus dones femeninos, su sensibilidad, su don de gestar la vida, la preocupación y el servicio a las personas, como educadoras de la familia, promotoras de las relaciones sociales, como también la actitud profunda de gustar interiormente de las cosas divinas, y la participación comprometida en la vida y misión de la Iglesia.

Así nos encontramos con una Santa Teresa de Ávila y una Teresita de Lisieux, ambas doctoras de la Iglesia, y tantas Santas que han coronado su vida en la entrega a Jesús y a su Iglesia. Entre nosotros tenemos dos ejemplos luminosos de jóvenes mujeres, nuestra primera Santa, Teresita de los Andes y la beata Laurita Vicuña. Y últimamente, el modelo universal de caridad que nos enseña la beata Madre Teresa de Calcuta, que será con toda seguridad, la gran Santa de los siglos XX y XXI.

La contribución del magisterio de la Iglesia al tema de la mujer, especialmente durante el pontificado el de Juan Pablo II, ha sido relevante: "La Iglesia desea dar gracias a la Santísima Trinidad por el "misterio de la mujer" y por cada mujer, por lo que constituye la medida eterna de su dignidad femenina, por las "maravillas de Dios" que en la historia de la humanidad se han cumplido en ella y por medio de ella. En definitiva, ¿no se ha obrado en ella y por medio de ella lo más grande que existe en la historia del hombre sobre la tierra, es decir, el acontecimiento de que Dios mismo se ha hecho hombre?2

El Santo Padre, refiriéndose a la condición y al papel de la mujer en la Iglesia y en la sociedad, nos exhorta a: "reconocer, e invitar a reconocer por parte de todos y una vez más, la indispensable contribución de la mujer a la edificación de la Iglesia y al desarrollo de la sociedad; y además, analizar más específicamente la participación de la mujer en la vida y en la misión de la Iglesia" 3. Más adelante hace mención a las múltiples formas de discriminación y marginación a la que está sometida la mujer: "la urgencia de defender y promover la dignidad personal de la mujer y, por tanto, su igualdad con el varón. Si es éste un deber de todos en la Iglesia y en la sociedad, lo es de modo particular de las mujeres, las cuales deben sentirse comprometidas como protagonistas en primera línea" 4 Desde el Concilio Vaticano II, el magisterio del Episcopado Latinoamericano y de la Iglesia, vienen señalando la importancia de la vocación femenina propia de la mujer. Hemos de volver al Evangelio y al origen de la historia de la Iglesia para encontrar en ellas su inspiración y ver a la mujer desde su esencia y vocación femenina, desde la primacía del amor y del respeto a la dignidad que toda persona humana tiene como hija(o) de Dios. Es preciso trabajar incansablemente por rescatar la verdadera imagen de la mujer hoy para la Iglesia y la sociedad.

Las mujeres han estado, están y seguirán estando presentes y activas, en la Iglesia, siendo partícipes y corresponsables de su misión en el mundo.

Una mención especial a todas aquellas mujeres que se esfuerzan día a día por ser protagonistas del Evangelio en sus comunidades parroquiales, de movimientos apostólicos, apostolados ambientales y nuevas comunidades, como también un reconocimiento y valoración por su aporte y abnegación por ayudar a hacer crecer la vida, humanizar los ambientes y contribuir a la promoción de relaciones sociales más humanas.

La evangelización en la Iglesia, tiene nombre de mujer, pues en ella se juega la gestación de la vida nueva que Dios Padre-Madre quiere dar a toda la humanidad.

La evangelización es en su esencia femenina, ya que en ella hombres y mujeres se transforman en gestores, padres-madres de una nueva humanidad que brota y crece con y en el Amor de Jesús y su Evangelio, adquiriendo una dimensión de fecundidad apostólica que se plenifica en María "más allá de todo condicionamiento cultural, Ella es modelo eximio de la condición femenina y ejemplar limpísimo de vida evangélica" 5 .

Marta Coronado Morales
--------------------------------------------------------------------------------------------
Notas
1 Documento de Trabajo sobre la Mujer, "Mujer Ternura y Fortaleza", Conferencia Episcopal de Chile, Comisión Nacional de Laicos, Santiago Agosto 1995.
2 Mullieris Dignitatem, nº 31
3 Christifideles Laici, nº 49
4 Ibid nº 49
5 Exhortación Apostólica de Pablo VI, Marialis Cultus, nº 36

Sin trackbacks

URL de TrackBack: http://www.todomujer.cl/cgi-bin/mt/mt-tb.cgi/351

Escribir un comentario

Entradas recientes

Violencia Intrafamiliar Ante Los Tribunales De Familia
Por Ingrid Jiménez El procedimiento de violencia intrafamiliar se encuentra regulado en la Ley Nº19.968. Será competente para conocer de…
en Todo Mujer
Declaración de Bien Familiar
Por Ingrid Jiménez La declaración de un bien en familiar tiene por objeto proteger a la familia asegurándoles a sus…
en Todo Mujer
Breve Análisis del Estado Social
Por: Ingrid Jiménez Meza Abogada El programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet (2014-2018), señala dentro de sus objetivos:…
en Todo Mujer