La píldora y la violación

| 0 comentarios | 0 TrackBacks

A los miembros de nuestra Iglesia en la Arquidiócesis de Santiago

Queridos hermanos y hermanas en el Señor,

Nuevamente el Ministerio de Salud ha tomado una decisión acerca del uso de la "píldora del día después". Esta vez se trata de la entrega gratuita a las mujeres que han sufrido el terrible drama de una violación. No faltan las autoridades comunales que están dispuestas a entregarla gratuitamente a quienes la pidan, mientras otras se oponen a ello, y hacen objeción de conciencia.

El tema es sumamente delicado porque se trata del primero de los derechos de cada ser humano: del derecho a nacer que le asiste desde su misma concepción. También es delicado porque el tema toca hondamente sentimientos muy nobles. El fármaco es presentado como un medio para aliviar el sufrimiento y reparar la injusticia de la cual ha sido víctima una persona querida e inocente, por parte de un agresor que ha irrumpido en su intimidad injusta y violentamente. Además el tema es delicado porque siempre quisiéramos respetar a las autoridades civiles, pero a veces nos sentimos obligados a reflexionar si han decidido lo que es justo a los ojos de Dios, ya que, de lo contrario, tenemos que optar por la obediencia a Dios y no por la obediencia a los hombres (ver He 4,19). Por último, la distribución gratuita de un fármaco cuya finalidad no es sanar, es un hecho más que controvertido. Peor aún, cuando se hace con dineros aportados por todos los contribuyentes, también de aquellos que rechazan en conciencia el fármaco y su distribución.

Pongo en manos de ustedes una versión actualizada de un texto que escribí hace ya tres años, cuando el Instituto de Salud Pública aprobó por primera vez en Chile la distribución de este fármaco (aprobación que posteriormente fue dejada sin efecto por la Corte Suprema de Justicia), al cual he agregado algunas consideraciones que son necesarias en esta nueva fase de la discusión. Así espero aportar aquellos fundamentos que pueden ayudarles a adherir a la verdad que nos hace libres, a esa verdad que no es meramente, como se suele decir, "una doctrina de la Iglesia". Buscamos la verdad que tiene su fundamento en la bondad, la sabiduría y la voluntad creadora del mismo Dios. Ésa es la verdad que propone su Iglesia.

Títulos del documento:
El derecho a la vida, también hoy y en todas las circunstancias
El derecho a la vida
Un nuevo derecho: ¿al aborto?
La misericordia, siempre
La píldora del día después
Nuestro mundo, ¿es favorable a la vida?

Para leer todo el documento pincha aquí

Sin trackbacks

URL de TrackBack: http://www.todomujer.cl/cgi-bin/mt/mt-tb.cgi/376

Escribir un comentario

Entradas recientes

Violencia Intrafamiliar Ante Los Tribunales De Familia
Por Ingrid Jiménez El procedimiento de violencia intrafamiliar se encuentra regulado en la Ley Nº19.968. Será competente para conocer de…
en Todo Mujer
Declaración de Bien Familiar
Por Ingrid Jiménez La declaración de un bien en familiar tiene por objeto proteger a la familia asegurándoles a sus…
en Todo Mujer
Breve Análisis del Estado Social
Por: Ingrid Jiménez Meza Abogada El programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet (2014-2018), señala dentro de sus objetivos:…
en Todo Mujer