La respuesta a situaciones de estrés colectivo

| 1 comentario | 0 TrackBacks
December 3 2007 day 53 - When stress does a nu...

Image by DeathByBokeh via Flickr

MINISTERIO DE SALUD SUBSECRETARIA DE SALUD PÚBLICA DIVISIÓN DE PREVENCIÓN Y CONTROL DE ENFERMEDADES Departamento de Salud Mental.

Sugerencias sobre la información que puede entregarse a la comunidad en situaciones de emergencias y desastres .

La respuesta a situaciones de estrés colectivo: entre todos podemos cuidar de nosotros mismos, de nuestra familia y nuestra comunidad.

Los desastres naturales o causados por la mano del hombre ponen a prueba nuestras defensas incluso si se les observa por TV.

Ejemplos de ellos son los terremotos o erupciones, los actos de guerra o terroristas, etc.
Si nos tocan más de cerca, puede legar a afectarnos, incluso intensamente, con ansiedad y temores, porque nos preocupamos de nuestra propia seguridad, la de quienes queremos y de la comunidad.

Eventos tipo emergencias o desastres también pueden traer a nuestra memoria, recuerdos y sentimientos penosos que hemos experimentado en el pasado (la muerte de un ser querido, un accidente o una enfermedad grave, un experiencia violenta).

Ante esto, es importante saber que:

- Las personas, de toda edad son en su mayoría, fuertes y resilientes y se recuperan dentro de un breve período de tiempo.

- Todos tienen conocimientos y experiencias que pueden serles útiles para ayudar a sus propias familias y a sus comunidades, ante el estrés que sucede en situaciones de emergencia o catástrofe.

- Confirmar a las personas acerca de su seguridad y explicar las medidas que se están tomando para protegerlas, es una medida importante para ayudar a que ellas mismas enfrenten la situación.

- La actitud y respuesta emocional de los padres, el personal de auxilio y cuidadores y de los líderes de la comunidad, tienen una gran influencia sobre la capacidad para reponerse y recuperarse de los niños y de las personas en general.

1. Sentimientos y reacciones ante emergencias y desastres.

a) Reacciones físicas esperables de observar en la población:

Cefaleas, dolor de espaldas, dolor de estómago, tensión en cuello y hombros, falta de energía, cansancio, pérdida de apetito o tendencia a comer más, fumar más, beber más alcohol, diarreas, dificultad para quedarse dormido.

b) Reacciones emocionales corrientes de observar en la población afectada:

Sentimientos de tristeza, rabia, culpa, desamparo, confusión, desaliento, estar preocupado y ansioso por el futuro, temor de que se repita un evento similar.
Estos sentimientos pueden ir y venir y aparecer cuando menos se les espera.

c) Reacciones del pensamiento:

Dificultad para concentrarse, dejar de pensar en los acontecimientos, vacíos de memoria de las cosas del día a día. Recuerdos de otros eventos penosos del pasado.

d) Disminución del propio sentimiento de seguridad.

Dificultad para dejar la casa o dejar a los seres queridos. Tendencia a sobreproteger a los niños. Temores que antes no existían, a viajar, etc.

TODAS ESTAS REACCIONES SON NORMALES FRENTE AL ESTRÉS.

- Algunos pueden sentirlas más intensas que otros, pero todos las tienen.
- Así, en esto no estamos solos.
- Los eventos estresantes e incluso las crisis, son parte de la vida.
- Nuestra experiencia de vida nos ha provisto de fortalezas y habilidades para atravesar nuestros sentimientos y reacciones desagradables.
- La familia y las amistades pueden ayudar.

2. Consejos simples para ayudarse a sí mismos y a los demás en situaciones de emergencias o desastres.

- Haga altos o "cambio y fuera" en la audición de noticias y en el pensar y conversar sobre los acontecimientos generadores de la emergencia o desastre.

- Tome tiempo para relajarse y hacer ejercicios. Esto le ayudará para disminuir el estrés y la tensión, permanecer más alerta, comer y dormir mejor, y volver a los deberes.

- Converse con amistades, familiares, compañeros, profesores o líderes de su confianza en la comunidad. Converse acerca de sus pensamientos, sentimientos y reacciones.

- Aliente a otros y deje que lo animen. Ello nos hace sentirnos más acompañados y alivia nuestras reacciones a estos eventos.
No deje de conversar también sobre los hechos normales de la vida también. No deje que los desastres se adueñen de cada conversación.

- Algunos pueden estar muy afectados con la situación. Otros menos. La paciencia y comprensión con unos y otros es la mejor manera de ayudar.

- Tenga precaución con tomar decisiones mayores si Ud está muy afectado. Es preferible postergarlas hasta estar más sereno.

- Regrese a sus rutinas diarias. Haga cosas que le produzcan satisfacción como una manera de restaurar un sentimiento de control y seguridad.

- Aliméntese sano. Ponga atención a lo que come.

- Permanezca físicamente activo.

- No use alcohol para ahogar sus sentimientos. Ello puede llevarlo a problemas más serios y hacer más difícil la vuelta a la vida normal.

- Tome medidas para tener buenas noches de sueño.

3. Cuidemos de nuestras familias

- Entregue seguridad, confirme, a los miembros de la familia que puedan estar preocupados acerca de la seguridad y sobre el futuro.

- Tómese tiempo para hablar sobre lo que está pasando. Relájense juntos. Por ejemplo, vayan al cine o cenar. Eso no es una forma de evasión.

- Todos tienen necesidad de ser escuchados y comprendidos.

- Visite a familiares y amistades.

- Cuidemos nuestros niños y adolescentes.

4. Cuidemos de nuestros ancianos.

- Visitémoslos: padres, familiares, amistades, vecinos.
- Conversemos de sus sentimientos
- Incluyámoslos en las actividades sociales y recreativas.
- Asegurémosles que estaremos disponibles si desean conversar o necesitan ayuda.

5. Cuidemos de nuestra comunidad.

- Tomando parte de las reuniones informativas acerca de la situación de emergencia o desastre.
- Asistiendo a vigilias, actos conmemorativos y religiosos.
- En caso de guerra o severas diferencias sociales o políticas, no permita que ello envenene la convivencia de la comunidad local. Cuando la gente está asustada o enojada, a menudo desean culpar o castigar a alguien.
- Ayude a cualquier grupo que Ud. piense que es correcto, aceptable y comprensible.

6. Cuándo pedir ayuda en un centro de salud o a un profesional de salud:
Cuando alguien:
- no puede retomar las actividades normales.

- Hay sentimientos intensos y persistentes de desamparo.

- Se experimentan pensamientos de herir o agredir, sea a sí mismos o a otros.

- Se esté consumiendo alcohol o drogas en exceso.

Sin trackbacks

URL de TrackBack: http://www.todomujer.cl/cgi-bin/mt/mt-tb.cgi/336

1 comentario

Wow, marvelous blog layout! How long have you been blogging for? you made blogging look easy. The overall look of your website is great, as well as the content! fegkefdcakdedebc

Escribir un comentario

Entradas recientes

Violencia Intrafamiliar Ante Los Tribunales De Familia
Por Ingrid Jiménez El procedimiento de violencia intrafamiliar se encuentra regulado en la Ley Nº19.968. Será competente para conocer de…
en Todo Mujer
Declaración de Bien Familiar
Por Ingrid Jiménez La declaración de un bien en familiar tiene por objeto proteger a la familia asegurándoles a sus…
en Todo Mujer
Breve Análisis del Estado Social
Por: Ingrid Jiménez Meza Abogada El programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet (2014-2018), señala dentro de sus objetivos:…
en Todo Mujer