Regímenes Conyugales III - Participación en los gananciales

| 0 comentarios | 0 TrackBacks

* Legislación que rige sólopara Chile

El régimen matrimonial de participación en los gananciales, puede pactarse en el acto del matrimonio, o bien en acto posterior sustituyendo los regímenes de sociedad conyugal o de separación total de bienes por éste. Para estos efectos los cónyuges deben otorgar una escritura pública en que así lo acuerden. Para que este pacto produzca efectos, la escritura debe ser subinscrita al margen de la inscripción matrimonial dentro de los 30 días siguientes a su fecha de otorgamiento. Si no se efectúa este último trámite dentro del plazo señalado, la sustitución del régimen no produce efectos y los cónyuges siguen casados bajo régimen de sociedad conyugal o separación total de bienes según el caso. Como puede apreciarse el pacto de este régimen durante el matrimonio es igual al pacto de separación total de bienes.

Un poco de historia

Este es un régimen bastante nuevo, fue creado por la ley 19.335 publicada en el diario oficial de fecha 23 de septiembre de 1994, podríamos decir que es un régimen "menor de edad" ya que aún no tiene 10 años de vigencia. La participación en los gananciales nace como un régimen alternativo, con la idea de recoger las bondades de los regímenes de sociedad conyugal y de separación total de bienes, morigerando algunos de sus efectos más drásticos. Podríamos decir que este régimen es una especie de situación intermedia entre la sociedad conyugal y la separación total de bienes.

Características

En este régimen, durante el matrimonio, los patrimonios de cada cónyuge se mantienen separados, y cada uno administra y dispone libremente de sus bienes. Sin embargo, al terminar el matrimonio (o al sustituirse este régimen por el de separación total de bienes) se debe determinar el valor de los gananciales obtenidos por cada uno, con el objeto de que ambos cónyuges participen por mitades en estos gananciales.

Se entiende por gananciales la diferencia de valores entre el patrimonio originario y el patrimonio final de cada cónyuge. Un ejemplo a grandes rasgos: Si al inicio del régimen la mujer tenía un patrimonio de $ 10, y al final este asciende a 25 producto de las ganancias provenientes del trabajo desarrollado por la mujer, los gananciales de ella serán $15. Si el marido tenía un patrimonio inicial de $5, y al final su patrimonio asciende a $50 a raíz de las ganancias obtenidas por él con su trabajo, sus gananciales serán $45. En el ejemplo expuesto los gananciales totales del matrimonio son la suma de $60, correspondiéndole a cada cónyuge la suma de $30. En consecuencia, en esta situación, cada cónyuge conserva su patrimonio originario ($10 la mujer y $5 el marido), y el marido debe a la mujer $15 por concepto de gananciales, con lo cual completan $30 cada uno.

Como se puede apreciar este régimen tiene la ventaja de que si bien da libertad a los cónyuges para administrar lo suyo, al final permite que cada uno concurra en el total ganado durante el matrimonio, por iguales partes. Esto por ejemplo protegería a una mujer que no ha podido trabajar, o solo ha podido hacerlo esporádicamente para atender al cuidado del hogar; asimismo, protege a un cónyuge de los malos negocios que pueda hacer el otro durante el matrimonio.

Constitución de garantías

En este régimen como ya señalamos, cada cónyuge administra libremente lo suyo, y puede por tanto constituir prendas o hipotecas sobre sus bienes, sin concurrencia del otro. Sin embargo, ninguno puede otorgar garantías personales (fianzas, avales) a favor de terceros, sin autorización del otro. Esto resulta bastante razonable, ya que este tipo de garantías pueden poner en riesgo el total del patrimonio, y si bien es cierto cada cónyuge es independiente en la gestión del suyo, como ya hemos visto, no le es completamente indiferente lo que ocurre con el patrimonio de su marido o mujer ya que a la postre al terminar el matrimonio o sustituirse este régimen por el de separación total de bienes, los gananciales obtenidos serán muy relevantes.

María del Carmen Rozas Ortúzar
Abogado

Sin trackbacks

URL de TrackBack: http://www.todomujer.cl/cgi-bin/mt/mt-tb.cgi/301

Escribir un comentario

Entradas recientes

Violencia Intrafamiliar Ante Los Tribunales De Familia
Por Ingrid Jiménez El procedimiento de violencia intrafamiliar se encuentra regulado en la Ley Nº19.968. Será competente para conocer de…
en Todo Mujer
Declaración de Bien Familiar
Por Ingrid Jiménez La declaración de un bien en familiar tiene por objeto proteger a la familia asegurándoles a sus…
en Todo Mujer
Breve Análisis del Estado Social
Por: Ingrid Jiménez Meza Abogada El programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet (2014-2018), señala dentro de sus objetivos:…
en Todo Mujer