Novedades en la categoría Cuentos

Lente de Contacto

| 0 comentarios | 0 TrackBacks

Brenda era una joven mujer que fue invitada a escalar rocas. Aunque esto le causaba mucho miedo, fue con su grupo a un tremendo risco de granito. A pesar de su miedo, se colocó el equipo, tomó un extremo de la cuerda y comenzó a enfrentar la roca. En determinado momento, llegó a un borde, donde pudo tomar un respiro.

Mientras estaba ahí, la cuerda de seguridad golpeó contra un ojo de Brenda y le sacó su lente de contacto

Bueno, ahí estaba ella en el borde de la roca, con cientos de metros bajo ella y cientos de metros sobre ella. Por supuesto que buscó y buscó, esperando que hubiera caído en el borde, pero simplemente no estaba el lente.

La gran entrevista

| 0 comentarios | 0 TrackBacks

Autor imagen: Gregorio DomínguezgJ1058th.jpeg

Con mi título de periodista recién obtenido, decidí realizar una gran entrevista, y mi deseo fue concedido, permitiéndoseme una reunión con Dios.

"Pasa", me dijo Dios. "¿Así que quieres entrevistarme?". "Bueno", le contesté, "si tienes tiempo..."

Se sonríe por entre la barba y dice: "Mi tiempo se llama Eternidad y alcanza para todo; ¿Qué preguntas quieres hacerme?".
Ninguna nueva, ni difícil para Ti: ¿Qué es lo que más te sorprende de los hombres?.

Y dijo: "Que se aburren de ser niños, apurados por crecer, y luego suspiran por regresar a ser niños".

la gran entrevista 1.jpgQue primero pierden la salud para tener dinero y enseguida pierden el dinero para recuperar la salud.

Solución sencilla

| 0 comentarios | 0 TrackBacks

Mamerto Menapace

Esto se lo escuché a una de las participantes de aquellos cursos. Provenía de Baigorrita, pequeña ciudad ubicada entre Los Toldos y Junín. De allí venía un grupo muy fiel, que participaba en los encuentros. No recuerdo cuál era el tema de ese día. Pero tenía que ver con la Historia de la Salvación y con nuestro compromiso con ella. Porque, aunque estudiábamos la Biblia y sus personajes tratábamos de de hacerlo en forma aterrizada. Si buscábamos con discernimiento en el pasado bíblico, era porque nos preocupaba el cristiano y el presente humano.

Solución sencilla.jpgUn niño de unos seis años, tiro más tiro menos, entró en la oficina de su papá. Tratando de imitarlo se sentó en su sillón, y se encontró con un mapa del mundo que había sobre la mesa. A su lado había una tijera. Y no se le ocurrió nada mejor que ponerse a jugar con ella, utilizando el mapa que tenía delante.

Al rato el mundo estaba hecho un montón de tiras cortadas en todas direcciones.

Mamerto Menapace

estaba brava la seca.jpgPara peor, el año aquel pintaba feo. Desde hacía meses una sequía bárbara tenía a los colonos en la angustiosa perspectiva de perder las cosechas. Ya no se sabía cómo enfrentar la situación. Y claro, cuando se acaban los posibles humanos, no queda otra que recurrir al buen Dios.

Y esto es lo que hicieron los buenos feligreses del padre Damián. Pero, como quizás les pareció mucho recurrir directamente a Nuestro Señor, prefirieron hacerlo a través de algún calificado intercesor que entendiera del asunto. Y así fue que se pensó en san Isidro Labrador.

Mamerto Menapace

El dinero impide entrar al cielo.jpgCuando nuestro buen padre Damián se despertó, se dio cuenta que Dios había decidido ayudarle de otra manera que aquella que él se había imaginado. Aceptó, pensando que sus razones tendría. Quizás Dios prefería que la iglesia fuera techada con el esfuerzo de todos, y de paso con ello se irían adquiriendo méritos para el Cielo.

Pero, ¿cómo convencer de ello a sus fieles? Porque el padre Damián, fiel a sus convicciones, siempre había hablado claro sobre el peligro de las riquezas. En lenguaje llano y directo, les había advertido a menudo del riesgo que significaba para ellos el dinero, como obstáculo para entrar por la puerta estrecha de la que habla el evangelio.

El patito feo

| 0 comentarios | 0 TrackBacks


¡Qué hermosa estaba la campiña! Había llegado el verano: el trigo estaba amarillo; la avena, verde; la hierba de los prados, cortada ya, quedaba recogida en los pajares, en cuyos tejados se paseaba la cigüeña, con sus largas patas rojas, hablando en egipcio, que era la lengua que le enseñara su madre. Rodeaban los campos y prados grandes bosques, y entre los bosques se escondían lagos profundos. ¡Qué hermosa estaba la campiña! Bañada por el sol levantábase una mansión señorial, rodeada de hondos canales, y desde el muro hasta el agua crecían grandes plantas trepadoras formando una bóveda tan alta que dentro de ella podía estar de pie un niño pequeño, mas por dentro estaba tan enmarañado, que parecía el interior de un bosque. En medio de aquella maleza, una gansa, sentada en el nido, incubaba sus huevos. Estaba ya impaciente, pues ¡tardaban tanto en salir los polluelos, y recibía tan pocas visitas!

Los demás patos preferían nadar por los canales, en vez de entrar a hacerle compañía y charlar un rato.

Por fin empezaron a abrirse los huevos, uno tras otro. «¡Pip, pip!», decían los pequeños; las yemas habían adquirido vida y los patitos asomaban la cabecita por la cáscara rota.

Dios siempre escucha

| 0 comentarios | 0 TrackBacks

Mamerto Menapace

dios siempre escucha.jpgEl padre Damián era un hombre de Dios. Había sido secuestrado por Dios de entre los hombres, para ser puesto al servicio de los hombres en las cosas que se refieren a Dios.

Como tal, dedicaba la jornada entera a su tarea de pastorear el rebaño que Nuestro Señor le había confiado. Y por la noche, cansado, se retiraba a rezar un rato antes de irse a descansar en su cama.

Pero, a veces sucedía que el sueño se le adelantaba y lo sorprendía con su libro de rezos en las manos. Diciéndolo en forma directa, se quedaba profundamente dormido mientras rezaba su breviario. Y esto fue justamente lo que le sucedió aquella tarde, luego de la tormenta que le había volado una parte del techo de su iglesita. Para peor, sabía que ni él, ni sus pobres feligreses, tendrían demasiadas posibilidades de conseguir los medios para techarla de nuevo rápidamente.

La paz perfecta

| 0 comentarios | 0 TrackBacks

Había una vez un Rey, que ofreció un gran premio al artista que pudiera plasmar en un lienzo
“LA PAZ PERFECTA”

seguir leyendo

Angeles Custodios

| 1 comentario | 0 TrackBacks

Angeles_Custodios.jpgUn día Tata Dios llamó a uno de sus angelitos. De esos que Él tiene destinados para ponerlos junto a un niño que está por nacer, para que sea su guardián de por vida, y más allá.

-Mira-le dijo- ven que te necesito. Te voy a mandar para que le hagas compañía y lo ayudes en su camino por la tierra a un niño que esta noche va a comenzar su vida.

-¡No, Tata Dios! -respondió el angelito, medio asustado por el encargo que estaba por recibir. Yo soy muy chiquitito y de esas cosas no entiendo nada.

-No te preocupes-le dijo Dios- Sólo tienes que acompañarlo y aconsejarlo. Y, a la vez, mantenerme informado de todo lo que le pase. Me traerás sus pedidos, y le llevarás mis consejos.

-¡No, Tata Dios! Yo no puedo- se volvió a excusar el angelito. -No sé hacer eso que me estás pidiendo. Me contaron otros angelitos que los niños lloran mucho, que se hacen caca, y otras cosas que yo no entiendo. Yo siempre estuve en el Cielo y sólo sé jugar; reír y cantar en tu presencia.

-No te hagas problemas- le volvió a insistir el Padre Bueno. -De esas cosas tú no tendrás que ocuparte. Para eso yo ya destiné a otro ángel grande, que estará siempre con ustedes dos, y que entiendo bien lo que tiene que hacer.

-Ah, bueno. Entonces sí. Pero dime: ¿cómo se llama ese ángel grande?

A lo que Dios respondió con una sonrisa: -No importa como se llama. Ustedes le dirán: MAMÁ.

¿Tienes algún cuento propio o que quieras compartir con nosotros? Envíalo a editora@todomujer.cl.

El auto

| 0 comentarios | 0 TrackBacks

auto.jpg
A un amigo mío llamado David, su hermano le dió un automóvil como regalo. Un día, cuando David salió de su oficina, un niño de la calle estaba caminando alrededor del brillante coche nuevo admirándolo.

- "Señor, ¿éste es su coche?" - preguntó.

David afirmó con la cabeza. - "Mi hermano me lo regaló".

El niño estaba asombrado. - "¿Quiere decir que su hermano se lo regaló y a usted no le costó nada? - ¡Vaya! me gustaría..." - titubeó el niño.

Desde luego, David sabía lo que el niño iba a decir: que le gustaría tener un auto o un hermano así, pero lo que el muchacho realmente dijo estremeció a David de pies a cabeza: - "Me gustaría -prosiguió el niño- poder ser un hermano así".

David miró al niño con asombro, e impulsivamente añadió: - "¿Te gustaría dar una vuelta en mi auto?". "¡¡¡Ah sí, eso me encantaría!!!"

Después de un corto paseo, el niño volteó y con los ojos chispeantes dijo: - "Señor... ¿No le importaría que pasáramos frente a mi casa?".

David sonrió. Creía saber lo que el muchacho quería. Quería enseñar a sus vecinos que podía llegar a su casa en un gran automóvil.... Pero de nuevo, David estaba equivocado.

- "¿Se puede detener donde están esos dos escalones?" pidió el niño. Subió corriendo y en poco rato David oyó que regresaba, pero no venía rápido. Llevaba consigo a su hermanito lisiado. Lo sentó en el primer escalón, entonces le señaló hacia el coche.

- "¿Lo ves Juan?. Allí está, tal como te lo dije, allí arriba. Su hermano se lo regaló y a él no le costó ni un centavo, y algún día yo te voy a regalar uno igualito... entonces podrás ver por ti mismo todas las cosas bonitas de los escaparates, de las que he estado tratando de contarte".

David, bajó del coche y subió al muchacho enfermo al asiento delantero. El hermano mayor, con los ojos radiantes, se subió tras de él y los tres comenzaron un paseo memorable.

Ese día, David comprendió lo que Dios quería decir con: "Hay más dicha en dar que en recibir........."

Que tengas un excelente día y no olvides:

a.. Dar vida a otras vidas...
b.. Dar esperanza...
c.. Somos lo que pensamos.
d.. Somos lo que decidimos ser.

Decidamonos a ser hombres y mujeres de VALORES. Nuestro entorno lo necesita desesperadamente !!!

¿Tienes algún cuento que quieras compartir con nosotras? Envíalo a editora@todomujer.cl.

 

Entradas recientes

Violencia Intrafamiliar Ante Los Tribunales De Familia
Por Ingrid Jiménez El procedimiento de violencia intrafamiliar se encuentra regulado en la Ley Nº19.968. Será competente para conocer de…
en Todo Mujer
Declaración de Bien Familiar
Por Ingrid Jiménez La declaración de un bien en familiar tiene por objeto proteger a la familia asegurándoles a sus…
en Todo Mujer
Breve Análisis del Estado Social
Por: Ingrid Jiménez Meza Abogada El programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet (2014-2018), señala dentro de sus objetivos:…
en Todo Mujer